jueves, 23 de octubre de 2008

Lindsay Ocampo

Utilidad y significado

El diseño influye mucho en nuestras vidas; crea herramientas adecuadas para el correcto desempeño de nuestras actividades.
El diseño industrial es un fenómeno vivo y dinámico. En cualquier reunión de diseñadores industriales podrían escucharse opiniones muy diferentes sobre los comienzos de la disciplina, sus influencias y sus prioridades.
En las definiciones compuestas para este significado encontramos la de Sullivan, quien inspirado en la teoría de evolución de Darwin, llegó a la conclusión de que la forma sigue a la función.
Yo creo que aunque la inspiración se obtenga de la naturaleza o aún cuando se creen teorías alrededor del diseño, no todo funciona de la misma forma. Cada cosa tiene un orden y finalidad en el universo, pero no significa que estén correspondidas o afectadas.
La creación de ideales para los objetos de uso cotidiano es una necesidad social. Las exigencias de la mayor parte de los hombres son fundamentalmente iguales. La casa y los objetos para la casa, son un problema de necesidad general, y su proyección apunta más a la razón que al sentimiento. La máquina que produce objetos en serie es un medio eficaz para liberar al hombre, mediante el empleo de fuerzas mecánicas como el vapor o la electricidad, del trabajo necesario para la satisfacción de las necesidades vitales: un medio para procurarle los distintos objetos, pero más bellos y más baratos que los hechos a mano.
Como seres dependemos de nuestro tiempo y nuestra sociedad.
A diferencia de la simplificación y refinación de formas que se crean a partir de estilos y tendencias de Bauhaus o de Stijl que satisfacía las necesidades de la producción industrial, nuestra tecnología avanzo rápidamente y consiguió la capacidad de demostrar diseños más caprichosos sin la necesidad de adquirir más recursos.
Para mí, la decoración no debe ir apartada de la función, ya que ésta, también cumple con un papel estético que dota al objeto de una identidad y estratificación de gustos y sectores.
La utilidad es una cualidad de adecuación en el uso. Abarca desde fines prácticos, la satisfacción de la necesidad del usuario, su eficacia es derivada de factores tecnológicos, materiales, ergonómicos y culturales.
El significado desde el punto de vista del diseño es de gran importancia, ya que a través de la expresión y el sentido podemos lograr una conexión con el usuario, para que a través de la intuición o la explicación podamos manifestar el modo o las funciones de nuestros productos.
Los objetos no solo evolucionan para mejorar su función o estilo, también evolucionan en función de una cultura, sus costumbres y sus significados.
El buen diseño debe cumplir con ciertas normas para el buen entendimiento de los usuarios, a través de la comunicación de los significados y distribución de formas para generar un diseño intuitivo y eficaz que pueda ser fácilmente percibido para simplificar y mejorar la ejecución de nuestras tareas.
La función puede ser satisfecha de diferentes formas a través de una infinidad de diseños, pero yo creo que la expresión simbólica y decorativa es un valor añadido que le proporciona a nuestro objeto más identificación cultural y general.
Es difícil llegar a un diseño universal, ya que distintas culturas crean estilos propios y diferentes pautas de conducta. Yo creo que la forma más directa de hacerlo es a través de la función, pero sin perder esos pequeños detalles que lo hacen único y propio.
Las sociedades urbanizadas cada vez han creado un ambiente más comercial y globalizado, el diseño ha ido acabando con las diferencias culturales, pero aun existen pequeños elementos que siguen siendo tradicionales de la cultura.
Los productos simples y utilitarios disminuyen los conflictos culturales. La globalización ha generado tendencias más unificadas.
Diseñar requiere de consideraciones funcionales y estéticas. Esto necesita de numerosas fases de investigación, análisis, modelado, ajustes y adaptaciones previas a la producción definitiva del objeto. Además comprende multitud de disciplinas y oficios dependiendo del objeto a diseñar y de la participación en el proceso de una o varias personas.
Diseñar es una compleja, dinámica e intrincada tarea. Es la integración de requisitos técnicos, sociales y económicos, necesidades biológicas, con efectos psicológicos y materiales, forma, color, volumen y espacio, todo ello pensado e interrelacionado con el medio ambiente que rodea a la humanidad. De esto último se puede desprender la alta responsabilidad ética del diseño y los diseñadores a nivel mundial.
El diseño cada vez va a ser un poco más problemático, ya que satisfacer a todas las culturas genera más complicaciones. Cuando toda la sociedad se haya homogeneizado, quizá lo diferente será lo que tenga el éxito y eso podemos buscarlo muchas veces en nuestros orígenes, nuestros valores, y nuestra nación.

No hay comentarios: