jueves, 22 de marzo de 2012

Marcela González :: El Diseño y su responsabilidad ante los embates neoliberales

¿Cuál es nuestro papel como diseñadores en la sociedad? El diseñador expresa valores a través de los objetos y comunicaciones que propone, crea cultura material. No creo ser la única que aún no concibe el impacto que nuestro trabajo puede tener en la sociedad.

Las formas que utilicemos, harán referencia a lo comunitario o a lo global… y hablando de globalización, podemos mencionar que ésta ha impuesto, desde la lógica del mercado, formas y parámetros que mantienen a las fuerzas dominantes del mundo, esto quiere decir que permite el desarrollo de unos pocos y la explotación de muchos.

La globalización conforma un pensamiento único, puede ser vista como un proceso de dominación del mundo en términos políticos, financieros, tecnológicos, socioculturales y demás; los avances tecnológicos e informáticos borran las diferencias culturales. La globalización impacta también en lo relacionado con la cultura material, los significados de los entornos y objetos que rodean a las personas y a las sociedades.

Entonces, ¿Cuál es el efecto del diseño en el entorno y la vida de las personas en la actualidad? La globalización tiene una gran importancia en la comercialización e incremento de compras; así que muchas empresas conciben el diseño como aliado del mercado y lo usan como herramienta para obtener mayores ganancias sin pensar en las necesidades de las personas a quienes se dirigen los productos, ni en la sustentabilidad.

Por otro lado, gracias al incremento en las comunicaciones, la inmigración y el mayor conocimiento de las diversidades culturales que permite la globalización; hay muchos movimientos que promueven la construcción de civilizaciones multiculturales, tolerantes, democráticas y justas. Con esto, se proponen formas de hacer diseño que contribuyan a lograr mejores condiciones de vida para los ciudadanos del mundo.

En países en desarrollo como México, la formación profesional de diseñadores actuales, se reduce a “Pensar globalmente y actuar localmente” y “Proponer lo mejor con los menos recursos disponibles” estas frases son maravillosas y me hicieron recapacitar acerca de lo que estoy haciendo. Las universidades, además de generar conocimientos, deben responder a las necesidades de la sociedad; los estudiantes deben realizar trabajos cercanos a ésta, relacionándose directamente con los futuros usuarios, incorporando propuestas y lenguajes formales adecuados al contexto.

La “Cognición en la Práctica”, plantea que el conocimiento es situado, que surge de la actividad y se desarrolla con relación al contexto y la cultura en la cual se aplica. Aprender y hacer, son acciones inseparables; y la actividad social trae sin duda cambios en el conocimiento.

De forma individual, me concentraré en aplicar esta teoría, cumplir con un compromiso social que antes no tenía muy bien definido: “Tener como perspectiva lo global, pero situado de forma clara, y aplicar ese conocimiento a lo local”.

No hay comentarios: