domingo, 8 de marzo de 2009

Alin Guindi. Utilidad y Significado

Utilidad y Significado

En el diseño se habla constantemente de la función, pero para poder entenderla mejor se debe hacer una distinción entre utilidad y significación. El dicho célebre “la forma sigue a la función” se convirtió en parte del vocabulario del diseño, dando lugar a movimientos como el funcionalismo a principios del siglo XX. Movimiento que rechazaba la decoración exagerada y buscaba formas geométricas abstractas más adecuadas a los procesos industriales. Aunque en este caso la forma lisa y geométrica era ideológica porque no reflejaba las facilidades de los métodos de producción.
La utilidad puede definirse como la adecuación en el uso, que facilidad de uso tiene el objeto. La utilidad tiene que ver con la eficacia derivada de los factores tecnológicos y materiales y que tan bien cumplen con la utilidad del producto. El significado por otro lado explica cómo las formas lo asumen según el modo en que se utilizan. Las funciones y significaciones se vuelven símbolos o íconos en hábitos y rituales. El significado normalmente no depende de ninguna función específica, sino que es un agregado a la utilidad. Un ejemplo es el automóvil, que además de transportar personas, también refleja el estilo de vida del usuario. Cada cultura desarrolla pautas de conducta que se convierten en reglas o normas para expresar los valores con su propio estilo.
Se puede entender a la cultura como un cultivo, en el que las ideas expresadas en ciertos estilos o conductas se les atribuye un valor. También se le puede entender como una visión más generalizada de la cultura, un conjunto de valores compartidos por una comunidad. La cultura entonces se convierte en la forma de vida distintiva de los grupos sociales.
A la hora de producir objetos masivamente, parecen aparecer menos problemas si los productos son simples y utilitarios, minimizando la posibilidad de conflicto cultural. Aunque adoptar el diseño global para encontrar soluciones puede crear nuevos problemas. Las formas pueden encarnar significados más allá de los límites de la forma tangible. Los individuos pueden darle un intenso significado personal a los objetos que no tiene que ver con los patrones culturales. Las características físicas de un objeto no dictan que clase de significados puede evocar. Los fabricantes no contemplan la capacidad de las personas para darle significados a los objetos. Esta idea se ha perdido en la ere de la producción en masa y la publicidad. El énfasis se hace ahora en la imposición de patrones de significados y en la conformidad de los productores.
Por esto mismo, no solo estamos perdiendo valores culturales que quedan rezagados cada vez más; sino que nos estamos homogeneizando. Este mundo globalizado se está volviendo cada vez más homogéneo, la diversidad se esta perdiendo a causa de la búsqueda idealista de patrones que sigan a la función y que se adapten al mayor número de culturas. La forma ya no sigue a la función completamente, sino que se ha enfocada más a la parte utilitaria de la función y ha rezagado la parte de la significación. Los productos están ahora pensados para hacer el mejor uso de las técnicas y materiales, aquellos que brinden menores costos y sean sencillos y funcionales. Lo que también ocasiona que se deje de pensar sobre el verdadero significado del objeto, el porqué este objeto va a ser benéfico para la sociedad, como va a contribuir a la felicidad del usuario. Creo que como diseñadores debemos de poner más atención de este lado, ayudar a que siga existiendo diversidad y tratar de darle un valor agregado a los objetos, para que no se conviertan en un producto consumista mas

No hay comentarios: