viernes, 29 de agosto de 2014

Cada persona es una posibilidad para un diseñador :: Mia Ourgant

La lectura tiene una interesante explicación sobre lo que implica la utilidad y el significado, y en dónde caen. Concuerdo que hoy en día es de diseñador y muy importante seguir el lema de Sullivan “La forma sigue a la función”. Es claro que ya existen los objetos base para todo tipo de necesidad, y que  a ellos les podemos hacer infinidad de modificaciones una y otra vez, pero seguirán siendo objetos que puedan ser transformados hasta que la necesidad desaparezca o se creé una nueva. Cuando se crea un objeto o concepto fuera de lo que ya conocemos, que cubra y esté enfocado a nuevas necesidades y funciones, ahí estaremos hablando de innovación.
 En el consumismo y la competitividad que nos acechan, no podemos quedarnos con las formas base, o con buscar que un objeto sea sólo funcional, porque rápidamente será sustituido por otro nuevo diseño que le dé un giro diferenciador de todo lo que ya existe; un diseño que encapsule la forma y la función, de manera clara y precisa, será exitoso (hasta que otro lo destrone). Somos una sociedad con más sueños, deseos, aspiraciones, y por ello, somos mucho más demandantes y criticones  a la hora de adquirir un producto, servicio o experiencia. Los artistas, arquitectos, pensadores, y diseñadores de épocas pasadas, se encargaron de romper con bastantes paradigmas y cánones de belleza, y nos dejaron un camino más libre en cuanto a expresión; prácticamente todo se vale y puede o no ser criticado, pero existirá sin tanta represión. Ellos recorrieron el camino dónde sólo una forma de vida o un concepto de vida era válido, lo demás no valía o no tendría que valer, por ello,  defendían sus movimientos ignorando o criticando las otras corrientes artísticas, políticas o sociales.  Más que decir, como muchos piensan, que somos una sociedad sin sentido, una sociedad que ha perdido su identidad, yo pienso que somos una sociedad con muchas más oportunidades y capacidades. Lo ideal es que aprendamos a enfocar nuestros conocimientos y nuestras ganas de transformar cosas y de transformar al mundo en acciones positivas de mucho mayor alcance.
Coincido en que la utilidad es el concepto relacionado más con la practicidad del objeto, con la relación uso-función-capacidades. El significado depende de la experiencia de cada ser humano, en muchos casos se parecerá a lo que percibe otra persona, pero siempre llegan pensamientos diferentes en cada quién, porque cada quién tiene un hilo diferente de vida. Es importante enfocarse con mucha delicadeza a la necesidad, para que nuestro diseño no sólo sea agradable a la vista, sino que también funcional, entonces nuestro diseño tendrá ese valor completo que seducirá a las personas-objetivo, que prologará el placer de tenerlo.   Es súper intrigante cuando se habla del contexto cultural y cómo este influye en la percepción de significados y usos, en la percepción de ideas o costumbres, y cómo toda esta diversidad puede alcanzar transformaciones de todo tipo en un objeto que cubre la misma necesidad. Todo a causa de los factores tiempo y lugar.

 Me encanta pensar que lo que no mueve a unos mueve a otros. Tenemos más de 7 000 millones de personas a quienes podemos atender; cada una es una posibilidad. 

No hay comentarios: